Politica

La clase Trabajadora contra Hillary Clinton.

Posted: 16/08/2016 a las 3:58 PM   /   by   /   comments (0)

La campaña de Donald Trump se a caracterizado por ser parte de un movimiento nacionalista no político, respaldado fundamentalmente por la gran masa de obreros, pequeños negociantes y manufactureros, en su mayoría anglosajones con tendencia al genero masculino, esto es lo que se dice según algunos estudios realizados con base en encuestas recientes, en la practica se puede notar que ademas de estos resultados hemos contactado con un gran grupo de votantes que no quiere decir que lo harán por Donad Trump e incluso, algunos dicen que votaran por otro candidato, cuando realmente votarán por Trump, suponemos que esa reacción este asociada a las campañas de rechazo incentivada por el propio partido Republicano y la gran prensa norteamericana.

Fuera de estas estadísticas, sabemos que hay mas que Blancos sin estudios universitarios, son muchos los que no encajan en este grupo y los vemos donde quiera, hispanos, asiáticos, afroamericanos y muchas personas con títulos universitarios y nivel técnico, cualquier persona, de todo tipo de ascendencia étnica y racial.

La campaña de Donald Trump puede hacerse de dos maneras, una con mucho dinero y pagando mucho por una gran contienda, similar a la de Hillary Clinton que tiene unos 700 miembros y contratan experimentados asesores o a lo Donald Trump, pisando la fina linea entre lo correcto y lo repudiado, sin cometer acciones que puedan diferir con las leyes.

A través de su campaña, el hoy candidato republicano, ha usado los medios a su favor, no importa cuanto lo atacan o como le interpretan sus palabras, el asunto es que siempre este en las noticias, con unos ingredientes que solo él es capaz de mezclar, puede caer y subir en las encuestas sin que nada pueda hacer la contrincante demócrata Hillary Clinton.

Algo que le funciona siempre a Trump, son las mal intencionadas interpretaciones que se le hacen a sus comentarios, sus seguidores ven que sus detractores hacen interpretaciones exageradamente torcidas y eso convierte las criticas en armas en contra de los demócratas, si recuerdas las palabras de Trump cuando se refirió a los Musulmanes, luego del ataque terrorista de San Bernardino:

“tenemos que hacer un cese total y completo del ingreso de musulmanes, hasta que logremos determinar y comprender este problema y la peligrosa amenaza que plantea, nuestro pais no puede ser victima de horrendos ataques de gente que solo cree en la yihad y que no tiene ningún sentido de la razón o respeto por la vida humana.”

En esas palabras de Trump se encierra un mensaje de emergencia, nadie sabía lo que estaba sucediendo, así como fue un acto de terrorismo religioso domestico con bases en el islamismo radical, pudo ser algo directamente del exterior, como sucedió el 11 de septiembre del 2001, o algo peor, un evento de muchos por suceder y organizados desde el exterior; ahora, si estuviésemos en el caso de un ataque controlado por una organización terrorista, es evidente que no usarán a miembros de otras religiones o incluso ateos, es muy seguro que se apoyen en musulmanes radicalizados que logren entrar a los EEUU con un eficiente respaldo de algún musulmán con residencia dentro de los Estados Unidos, bajo nuestros principios éticos, no es aceptable culpar a los musulmanes como religión, sino, a ciertas facciones radicales dentro de esa religión, para nosotros los occidentales, que por cierto, estamos en el principio de su lista, nos toca protegernos y no de un fantasma que puede salir en cualquier momento, hay que tomar medidas enérgicas “hasta que logremos determinar y comprender este problema y la peligrosa amenaza que plantea”, como dijo Donald Trump.

Fue el líder del congreso Republicano el primero en responder a los comentarios de Donald Trump, antes de que Barack Obama hubiese considerado el acto como terrorismo islámico radical; “Prohibir la entrada a los musulmanes no está entre nuestros intereses”, afirmó Ryan. “No refleja nuestros principios ni como partido político ni como país”. El legislador republicano de mayor rango en la política estadounidense defendió que la mayoría de los musulmanes que residen en EE UU son “moderados” y que constituyen “algunos de nuestros mejores aliados, nuestros mejores recursos”. Ryan, segundo en la línea de sucesión, afirmó que “es importante que hagamos esa distinción”, yo por mi parte dudo de que sus comentarios sean los mas apropiados para que el pueblo norteamericano se sienta mas seguro, no hay nada de lógica en tener mil musulmanes moderados, cooperativos y uno que se aliste para un atentado sangriento, la ley de las probabilidades te dice que si vives en la selva africana, es mas probable que te coma un león.

El atacante de San Bernardino era un musulmán estadounidense, pero sus raíces estaban atadas al islam del oriente medio, sus padres nacieron en Pakistán y sus relaciones eran normales a la vista de todos, ahora veremos como se contamina el entorno de un musulmán moderado, el atacante encontró una posible esposa en Internet, viajó a Arabia Saudita y contrajo matrimonio con una mujer radicalizada y lista para asesinar infieles, no crean que fue un caso aislado, hay muchos musulmanes radicales esperando por un musulmán moderado que le sirva de complemento a sus planes macabros.

Cuando Donald Trump dijo, ” cerrar la entrada de musulmanes a los Estados Unidos, hasta tanto comprendamos lo que esta sucediendo” no dijo que teníamos que cerrar la entrada a musulmanes por siempre o por represalia a lo sucedido, estas son las cosas que suceden y que el votante se percata que algo conspirativo esta sucediendo, una exageración que si bien ha afectado la imagen de Trump, hace que muchas personas no vean de forma correcta lo que esta sucediendo en los medios, se que muchos piensan que nosotros los norteamericanos somos los culpables de que un tirador asesine a 14 trabajadores en su lugar de trabajo y con ellos convivimos, están en las redes sociales, se comunican con nuestros hijos y están listos para que un musulmán Radicalizado los invite a derramar sangre inocente.

No se trata de un grupo de personas muy inteligente, agrupadas en rededor a la campaña de Hillary Clinton y otro inmenso grupo de menos inteligente que son los votantes, no creo que el pueblo norteamericano acepte esas interpretaciones malintencionadas de todo lo que dice Donald Trump para hacer un caso de repudio colectivo, esos proyectiles siempre retroceden con mas intensidad y terminan por dañar la campaña de Hillary Clinton.

Comments (0)

write a comment

Translate »

Política Y Gobiernos

A %d blogueros les gusta esto: